En los partidos de Chile Vamos plantean -al ser consultados tras asumir el Presidente Piñera- los temas que, a juicio de ellos, sería necesario impulsar desde las primeras semanas del nuevo gobierno, que entra en funciones hoy lunes.

En sintonía con la definición del mandatario electo y su círculo cercano, las colectividades apuestan a avanzar tempranamente en la reforma al sistema de pensiones. De hecho, en ese tema coinciden en las cuatro tiendas del bloque, aunque también añaden otros elementos centrales.

En el programa de Piñera, justamente, se establece que las áreas que concentran la mayor proporción del gasto son envejecimiento positivo y pensiones dignas, con US$ 3 mil millones (21,4%), y la agenda de desarrollo económico, con US$ 2 mil 800 millones (20%). En concreto, la reforma al sistema de pensiones considera el incremento del Pilar Solidario; un nuevo subsidio a la clase media y a las mujeres; e incentivos para postergar la edad de jubilación, entre otros elementos. “Esta reforma constituye una de las prioridades centrales del programa de gobierno. Se irá implementando en forma gradual, aunque sus beneficios partirán en forma inmediata. El objetivo es que una vez que la reforma esté en régimen ningún pensionado esté por debajo de la línea de la pobreza”, se lee en el programa de Piñera.

“Lo que sé que está relativamente listo o bastante avanzado, porque lo mostró durante la campaña, es el proyecto de reforma a pensiones. Me parece que esa es una expectativa que tiene la gente que debiera abordarse tempranamente”, dijo la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, junto con señalar que “el resto tiene que ver con proyectos que fomenten la mejoría de la inversión en el país, de manera de poder reactivar rápidamente la economía y que la gente empiece a sentir que el país funciona de mejor manera”.

Además, sostuvo que debiera comenzarse también abordando la situación en La Araucanía. “No sé en qué minuto lo va a hacer, porque a lo mejor necesita algún tiempo para poder acotarlo más, pero esa también es una expectativa que está latente, lo mismo que, probablemente, avanzar en el tema del Sename”, agregó.

“Nuestro gobierno tendrá una mirada social importante. Eso debe ser lo prioritario desde el día uno y hasta el fin del mandato: preocuparse de los verdaderos y más urgentes problemas de la ciudadanía, como mejorar la educación, la salud, las pensiones, más y mejores empleos. En el fondo, mejorar la calidad de vida de los chilenos”, sostuvo el secretario general de RN, Mario Desbordes.

El timonel de Evópli, Francisco Undurraga, señaló que “el tema del Sename y las pensiones son muy importantes, y debiera ser implementado durante el primer período de gobierno. Nosotros debiéramos partir trabajando seriamente en una nueva institucionalidad del Sename, y debemos preocuparnos profundamente del tema de las pensiones”.

Undurraga también coincidió con Van Rysselberghe en la importancia de avanzar tempranamente en una solución al conflicto en La Araucanía. “Es una región donde claramente se han mal invertido todos los recursos y muy mal focalizados. Por lo tanto, tenemos que ser capaces de sentarnos a conversar, de sentarnos a escucharnos y dar una solución”, comentó.

La líder del PRI, Alejandra Bravo, en tanto, señaló que las prioridades que debieran impulsarse son, entre otras, los perfeccionamientos al sistema de migración, el esquema de “clase media protegida” y la reforma previsional. “Una medida de vital importancia para el PRI, y que también es de carácter social humanista, está en nuestros adultos mayores y su protección social, sacando adelante la reforma previsional, que, por cierto, está muy bien planteada en nuestro programa de gobierno”.

/gap