Comenzó el juicio contra los padres acusados de abusar y violar a su hija en Curanilahue y vender pornografía infantil a través de internet, delitos por los cuales arriesgan hasta 50 años de cárcel.

La pareja enfrenta cargos por cinco delitos, entre ellos producción, almacenamiento y distribución de pornografía infantil.

La primera audiencia, realizada en el Tribunal Oral en lo Penal de Cañete, estuvo marcada por la declaración de la imputada, cuya identidad fue resguardada para proteger a los menores involucrados.

La fiscal María Alejandra Monsalve, detalló que durante el juicio se rendirán pruebas en relación a la acreditación de los delitos de abuso sexual y violación, ambos en carácter reiterados.

“Además deberemos acreditar que estos abusos sexuales y violaciones se cometieron con el fin de producir material pornográfico infantil, almacenarlo y posteriormente distribuirlo a través de redes sociales, principalmente Facebook”, apuntó la fiscal a El Sur.

Junto a esto, la persecutora añadió que durante el juicio declararán funcionarios d ella Brigada del Cibercrimen de la PDI, a quienes se les dio la alerta internacional sobre las existencias de las fotografías en aparecía la niña.

“A ellos se sumarán los peritos que realizaron las diligencias en relación a ese material y además los médicos que revisaron a la niña y cuatro psicólogas que durante toda la etapa de evolución se han dedicado a la terapia de la niña”, dijo.

Paralelamente, Monsalve informó que los menores se encuentran en buen estado, junto a una familia de acogida. “Los niños no tenían una concepción de familia, pues no tenían una vida acorde a la de un niño. De hecho, cuando ingresaron al hogar llamó la atención la manera en qué comían, pues manifestaban ansiedad”, cerró.

Las audiencias se extenderían hasta el próximo lunes.

Fuente: soychile.cl

/psg