El próximo rival de Universidad de Chile, Vasco da Gama, igualó 0-0 con Fluminense por la Taça Rio en uno de los clásicos que tiene el torneo carioca. Una de las máximas novedades del compromiso fue el cambio de esquema que realizó el cuadro Cruz Maltino, pensando exclusivamente en su debut frente a los azules por la Copa Libertadores el próximo martes 13 de marzo (21:30 horas). 

En base a lo consignado por el sitio brasileño Globoesporte,quien hizo un análisis del nuevo esquema diciendo que Vasco jugó“con la mirada en la U (…) uno de los incentivos (del cambio) fue el el hecho de que la Universidad de Chile, rival del próximo martes, juega de forma parecida al Tricolor (Fluminense) y por eso fue una buena prueba que dejó lecciones más allá del empate 0 a 0″.

“A pesar de haber tenido algunos problemas en las jugadas aéreas, el equipo dejó el campo sin perder, lo que, a juzgar por los últimos partidos, fue un avance. Con tres defensas altos, el equipo quedó más protegido con este tipo de esquema”, añade el citado medio, emulando a una situación similar a la que vivió el equipo laico con su propio cambio de sistema.

/gap