Exactamente a las 08.33 de esta mañana, el Presidente Piñera llegó a La Moneda para realizar sus primeras actividades oficiales, luego que ayer a las 12:08 el nuevo presidente del Senado Carlos Montes le tomó el juramento al Presidente electo: ¿”Juraís mantener la libertad de la nación, resguardar la Constitución y las Leyes?, consultó Montes… “Sí, juro”, respondió Piñera.

Dos minutos antes, había ingresado al Salón de Honor, bajo un aplauso cerrado el Presidente electo Sebastián Piñera, quien llegó a la testera y levantó su mano derecha para saludar a los presentes que le aplaudían. Se ubicó junto a la Presidenta Michelle Bachelet.

“Te ayudo Carlos” Un distendido momento se vivió al momento en que la Presidente Michelle Bachelet traspasó la banda presidencial a Sebastián Piñera. Esto debido a que el presidente del Senado tuvo algunos inconvenientes con la postura del emblema nacional y la piocha. En ese momento, la Mandataria saliente le dice al parlamentario “te ayudo Carlos” provocando las risas entre los que estaban cerca de la testera.

Luego de entregar la banda y piocha presidenciales y la entonación del Himno Nacional, en una ceremonia que duró unos 10 minutos, la Presidenta saliente Michelle Bachelet  y su gabinete se retiraron del Salón de Honor del Congreso Nacional entre aplausos.

EN LA MONEDA

A las 18.45 horas arribó el domingo Sebastián Piñera a La Moneda, investido, a sus 68 años de edad, por segunda vez como Presidente de la República. Repitiendo el ritual del 11 marzo de 2010, el Mandatario ingresó a Palacio junto a su esposa, Cecilia Morel, tras recibir el saludo de sus ministros, quienes -ajustándose al dress code solicitado: traje oscuro para ellos, vestido corto para ellas- ya se encontraban apostados en una extensa alfombra roja que, desde calle Agustinas, atravesaba toda la Plaza de la Constitución hasta el interior de la casa de gobierno.

“Hoy, ocho años después de haber asumido como Presidente por primera vez, lo hago con más arrugas y más porrazos en el cuerpo, pero también con más experiencia y madurez. Quiero pedirles su ayuda y comprensión. Este desafío no puedo enfrentarlo solo (…). Los necesito a todos ustedes, porque en esta misión no sobra nadie y son todos bienvenidos. Hagamos de Chile una patria grande y noble, un país de unidad, de diálogo y de acuerdo”, se había posteado desde la cuenta de Twitter del Mandatario minutos antes, mientras Piñera se dirigía a Palacio a bordo del tradicional Ford Galaxie 500 XL descapotable.

El mensaje sería refrendado en el discurso que Sebastián Piñera dio una par de horas más tarde, desde uno de los balcones del segundo piso de Palacio que da hacia la Plaza de la Constitución. Ahí se congregaron unas dos mil personas, que corrieron hacia el frontis de La Moneda después de que se liberara el acceso a la explanada del lugar por donde antes había caminado el nuevo gobernante junto a la primera dama.

Fuente: Emol.com

/gap