El presidente boliviano, Evo Morales, visitó al país para participar de la ceremonia de cambio de mando entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera.

Su presencia fue cuestionada ya que se da a solo días de que inicien los alegatos orales en la Corte Internacional de La Haya por la demanda marítima de Bolivia a Chile, instancia que se extenderá desde el 19 de marzo hasta el 28 del mismo mes y que el propio mandatario boliviano confirmó que estará presente dos días.

Y en un punto de prensa desde el Aeropuerto Arturo Merino Benitez en Santiago, el mandatario se refirió a la demanda. Morales insistió en la importancia de “iniciar negociaciones sobre la materialización de un acceso soberano al mar para Bolivia”.

Ver entrevista completa:

/gap