El recién asumido ministro de justicia, Hernán Larraín, se refirió a la polémica designación del ex fiscal del caso Caval, Luis Toledo (foto), como nuevo notario de San Fernando, y aseguró que “nosotros vamos a parar ese y otros decretos similares”.

“Nosotros no estamos favoreciendo situaciones que merezcan dudas ante la opinión pública”, sostuvo el secretario de Estado. En consecuencia, continuó, “por ahora se para” el nombramiento de Toledo.

En ese sentido, Larraín añadió que “no puede ser que notarios, jueces o personas relevantes de la administración de justicia o vinculados a ella tengan sombra de dudas respecto a su legitimidad ante la ciudadanía. Vamos a cambiar esos sistemas”.

Consultado en cuanto a si luego de revisar el decreto, es posible que Toledo sea ratificado como notario, el titular de Justicia señaló que “yo pienso que dado lo ocurrido hay que cambiar el nombramiento”. “Este nombramiento se ha transformado en algo sospechoso, y eso no le hace bien a la fe pública”, enfatizó.

Fuente: Emol.com

/gap