El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en su primer día a cargo de la cartera, se refirió al alza del déficit fiscal estructural, en donde afirmó que prefiere no emitir juicios aún, pero reiteró que tomarán las medidas necesarias para “encausar las cuentas fiscales”.

El Consejo Fiscal Asesor emitió un informe, un día antes del término de Gobierno, que señalaba que el déficit Fiscal estructural cerró 2017 en 2,1% del Producto Interno Bruto (PIB), en vez del 1,7% informado en enero recién pasado.

Ante esto, y en su llegada a Teatinos 120 para dar inicio a su primer día como ministro de Hacienda, Felipe Larraín reiteró sus dichos sobre un “ajuste de cinturón” para hacer frente al mayor déficit fiscal estructural.

“No quiero emitir un juicio todavía, no es una buena noticia. Vamos a analizarlo y tomar las medidas que correspondan para encausar las cuentas fiscales (…) Si nos tenemos que ajustar el cinturón, los que trabajamos en el sector público, lo vamos a hacer”, manifestó Larraín.

/gap