Soy un chileno con mucha tolerancia, con cero encono hacia la izquierda ni la derecha chilena y necesito pedirle, considerando que usted sacó apenas un 2,67% de los votos para llegar a diputado, por favor no nos pase a llevar a todos convirtiendo a nuestro poder legislativo en un ridículo internacional como si representara a muchos chilenos, obviando los códigos de vestimenta y lugar asignado como si usted fuera más importante que los demás.

Yo, personalmente, admiro su trayectoria artística, su propuesta rupturista y su trabajo como Florcita Motuda, pero en la papeleta de votación decía claramente RAÚL ALARCÓN, no se le eligió para subirse al escenario.
Si quiere respeto hacia su persona, respete el nuevo entorno y sentido de este nuevo trabajo que tiene.

Sebastián Diuana