La apertura a bolsa de Tricot empieza a tomar forma. La compañía se encuentra en plena preparación de antecedentes para ingresar la solicitud de inscripción como sociedad anónima abierta y de acciones a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Si el IPO es aprobado, llevaría al retailer a concretar su esperado debut bursátil entre junio y septiembre de este año.

La firma, con ingresos cercanos a los US$250 millones, esperaba abrirse a bolsa durante 2014, sin embargo la operación fue suspendida ante el adverso escenario económico local.

Sin embargo, la apertura en bolsa de SMU demostró el apetito del mercado por este tipo de firmas. La demanda superó en 6,1 veces la oferta, dato que gatilló el apetito al interior de Tricot. Por ello, es que sondearon a distintos bancos de inversión y terminaron contratando a BTG Pactual y LarrainVial, bancos que justamente lideraron la IPO de la supermercadista de Saieh.

BofAML, JP Morgan, Itaú, LarrainVial y BTG conformaban el grupo de bancos de inversión contratado originalmente para concretar la transacción de SMU, sin embargo, las entidades de capitales norteamericanos señalaron en su momento que la demanda de parte de extranjeros no era suficiente para sustentar la transacción. Los agentes locales no estuvieron de acuerdo y se mantuvieron en la operación.

Fecha de apertura

Hoy la empresa junto a los asesores se encuentran trabajando para ingresar la documentación necesaria ante el regulador de valores, lo que debiera suceder a más tardar el último día de marzo.

Así, estiman que el proceso de autorización de la SVS podría demorar cerca de dos meses, por lo que la intención de los bancos de inversión y la propia compañía es salir a bolsa entre junio y septiembre de este año.

En 2013 Tricot explicó a la superintendencia que el monto de la emisión sería por $12.764 millones, dividido en 56.284.543 acciones. Los fondos recaudados, dijeron, irían a financiar en un 100% su plan de expansión.

La apertura estaba fijada para concretarse en marzo de 2014, pero se suspendió debido a la caída de las transacciones en la Bolsa en medio de un escenario económico complejo. Ese mismo año, Canal 13 también decidió paralizar su IPO y luego inició los trámites para volver a ser una sociedad cerrada.

Hoy en día, los bancos de inversión apuestan a abrir a bolsa compañías con un valor menor a US$1.500 millones, debido a la alta demanda de fondos small cap.

A septiembre, las carteras de los fondos enfocados en estas empresas suman en “caja” -es decir todo lo que no sea acciones-, unos $34.580 millones, equivalente al 1,73% del total de activos que mantenían al mismo período.

En diciembre de 2016, el gerente general de Tricot, Antonio Egidio, señaló que esperaba cerrar el ejercicio con ventas de tiendas equivalentes (same store sales) 6% superiores a las de 2015, totalizando ingresos por US$250 millones.

/Pulso

/gap