El ex ministro de Justicia, Jaime Campos, se refirió a la designación del ex fiscal del caso Caval, Luis Toledo, como notario en San Fernardo, lo que generó polémica durante los últimos días de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En entrevista con Radio Universo, el ex ministro dijo que “un viernes designé a Ortega y el lunes recibí instrucciones superiores de que debía designar al fiscal Toledo”, revelando así que habría recibido presiones para realizar este cambio donde en primera instancia había sido designado el defensor penal de la región de O’Higgins, Alberto Ortega.

Según lo publicado La Tercera, Campos tomó esta decisión tras “una llamada que lo obligaba a retirar el decreto que había enviado el viernes a la Contraloría”, información que coincide con las declaraciones emitidas hoy por el Ministro.

Polémica por Punta Peuco

El ex ministro explicó que “hasta el viernes, a las 5.00 de la tarde, nada había llegado al ministerio y si hubiese sido, debe haber algún registro”.

Y agregó que “era inapropiado que el sábado o domingo, a horas del cambio de mando, pueda haber ejecutado un acto vinculado con el ministerio”.

En este sentido, Campos relató que conversó en varias oportunidades sobre el eventual cierre del penal con la Presidenta Bachelet. “Lo planteamos unas 5 o 6 veces, y nunca hubo un pronunciamiento de La Moneda”, aseguró.

Campos tampoco desmintió haberse negado a cerrar Punta Peuco en una cita con la propia presidenta Bachelet el día del cambio de mando, como señaló ayer La Tercera PM. “Sobre las reuniones privadas que tuve con la presidenta no puedo hablar”, sentenció.

/gap