Probablemente nunca había tenido tanto rating. Durante la tarde de este miércoles, los televidentes que siguen de cerca las actividades de los parlamentarios a través del canal de Cámara de Diputados se encontraron con una sorpresa aún más excitante: contenido pornográfico.

Tras el revuelo, la empresa de cable VTR inició una investigación que entregó sus primeros resultados este juves. Según informó la empresa en un comunicado, se descartó que este episodio sea por una falla interna y todo apunta a un hackeo de la señal.

La intervención, apunta la compañía, estaba “dirigida particularmente a esta señal y acotado sólo a las ciudades de Valparaíso y Viña del Mar“.

En esta línea, VTR aseguró que, pese a que el impasse fue solucionado y actualmente el canal de la Cámara de Diputados funciona con normalidad, “no se descarta” que nuevamente aparezca contenido para adultos en pantalla.

/gap