La Tierra se enfrontará a casi dos semanas de perturbaciones geomagnéticas debido a la acción solar, informa el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol, adscrito al Instituto Físico Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia.

De acuerdo con los datos de la entidad, nuestro planeta ha entrado en una corriente de viento solar “fuerte y densa”, por lo que desde el 13 de marzo hasta casi finales de mes nos espera una serie de tormentas geomagnéticas que pueden causar malestar en algunas personas e incluso fallos en dispositivos electrónicos.

“El domingo 18 de marzo, la Tierra llegará a las regiones más densas del flujo de plasma solar, tras lo cual a una semana de perturbaciones geomagnéticas la sucederá una semana de tormentas magnéticas”, alertan desde el Laboratorio ruso.

“Según el pronóstico actual para este período se esperan al menos tres eventos: primero, una tormenta el próximo domingo 18 de marzo, cuando la Tierra reentre en la densa corriente de plasma; y más tarde, una tormenta el 22 de marzo, seguida por una tercera tormenta el día 26. A partir de ese día la situación geomagnética debe estabilizarse y las perturbaciones magnéticas se reducirán completamente”, añadieron los astrónomos rusos.

/psg