Lamentablemente las acusaciones por acoso sexual parecen no terminar. Esta vez fue el turno de la computadora de Stephen Hawking quien decidió romper el silencio y acusar al laureado astrofísico de maltrato verbal y acoso sexual.

La computadora explicó que en varias ocasiones, el fallecido genio la maltrató verbalmente mientras balbuceaba comentarios groseros como “vamos a tocarte como si yo fuera un dj” y “te voy a meter el pendrive en el usb a la primera vez” y que además en algún momento la colocó en sus piernas y le manoseó el touchpad de formas indebidas.

La computadora, quien dice tener problemas psicológicos luego del maltrato emocional de Stephen Hawking, dijo estar mejor ahora luego de contar su experiencia y aseguró que vive mejor lejos del físico trabajando como computadora de agencia de lotería de animalitos aunque el trauma le quedará para toda la vida.

/gap