Desde que comenzó el periodo de prueba del sistema público de bicicletas Mobike, se pueden encontrar todos los días en redes sociales denuncias sobre el mal uso de la aplicación.

Las bicicletas han sido lanzadas al río Mapocho, robadas, puestas a la venta y guardadas al interior de recintos privados para evitar que sean sustraídas.

Esta última situación ha sido la que más se ha repetido y la que ha obligado al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín -uno de los propulsores del sistema- a usar su cuenta de Twitter para tratar de educar a los potenciales usuarios.

Hasta cuándo se llevan las bicis de @MobikeCL a sus casas!!?? No pueden ser tan barzas. En la app aparecen bicicletas disponibles y al llegar al lugar ni siquiera se ven porque están dentro del edificio. Se pasaron!! 😡😡 @LavinJoaquin

La autoridad ha recordado incansablemente que las bicicletas, que son monitoreadas por GPS y que se bloquean al terminar el viaje- no deben ser ingresadas a recintos privados, porque impiden a nuevos ciclistas acceder al sistema.

/gap