Amigos y compañeros, no creo necesario hacer polémica, pero como logro ver por diversas consultas asociadas a noticias, habiendo cumplido hasta el inicio de semana mis labores como Ayudante del GD, y digo hasta esa fecha por cuanto la lógica indica que nuestro nuevo GD establece su equipo de trabajo para su gestión, en estos momentos me encuentro en espera de mi próxima destinación para seguir realizando un trabajo profesional y leal a nuestros postulados como Carabinero, lo que me ha caracterizado durante mi trayectoria, en todos mis cargos y obligaciones personales o profesionales.

Nadie me regaló llegar a ser Oficial de Carabineros, menos llegar a ser Oficial Graduado o desempeñarme satisfactoriamente como Comisario en Villa Alemana, Viña del Mar, Concon, Quintero y todas sus comunas, o sumar a ello reiteradamente desempeñarme como Jefe de Unidades Especializadas, o más aún y a costa de las horas extras al trabajo y familia, haber cumplido satisfactoriamente estudios de Diplomado y Magister en Ciencias Políticas, y con todo sumar a ello haberme desempeñado como Ayudante de mi Gral Bernales (QEPD) en un periodo de mi carrera, y ahora ya más avanzado el tiempo, Ayudante General del reciente General Director.

De lo señalado por el medio de prensa, ahora también por redes sociales, desconozco todo antecedente, de hecho solo como forma de precisar, soy solo uno de los tantos oficiales que tiene acceso a las Bases de Datos Institucionales, acorde al perfil del cargo, algo más que agregar a eso nada.

Solo para ampliar, incluso en un wasap de algunas otras promociones de dignos oficiales, han puesto una fotografía indicando “este es el traidor” o agregado que “este Comandante se desquita contra un hijo de un Suboficial”. Bien, así como muchos asesinatos de imagen, no tengo nada más que decir, soy también hijo de un honorable Suboficial…de la Armada eso si, durante mi carrera he tenido que vivir enormes desafíos personales y profesionales como la muerte de un hermano menor en el grado de Teniente o, aún cuando sea muy personal y me excuso comentarlo hoy, la reciente muerte de un hijo en vías de gestación, pero en todas esas oportunidades he debido compartir mi dolor con el continuar cumpliendo mis obligaciones normalmente, algo que dificulto muchos que lean tendrán la capacidad. Pero que más da, son los desafíos y tristezas de la vida que debemos cargar, más aún quienes creemos y confiamos en dios. Solo lamento el día de hoy cuanto impacta a mi entorno familiar que no se lo merece, así como tampoco yo lo merezco.

Un abrazo amigos y compañeros.

La idea en lo señalado es que espero sirvan mis palabras para expresarles mi tranquilidad ante este tema que creo crece a cada minuto, aún cuando institucionalmente nadie me ha preguntado nada, lo que es peor y lo preferiría distinto…..en lo formal o informal ningún mando me lo ha preguntado y en eso debe haber dignidad y respeto por las personas, se nos exige y exigimos a nuestros Carabineros, pero si los medios lo informaron de lo recogido en su trabajo en La Moneda o Interior el día de hoy, es porque oficialmente desde nuestra institución alguien así lo informó, por tanto espero en este minuto, que a ese nivel pudiesen leer lo anterior y replantearse que es lo real, y finamente me lo pregunten a mi, el hoy inculpado en estos medios.

Conozco y me conocen personalmente tremendos periodistas, acuciosos y con voz en su trabajo como Néstor Aburto, Ivonne Toro, Leslie Araya, solo por nombrar algunos que de llegar a leer esto, alguna opinión de valor agregarían.

Finalmente creo que nuestro nombre de promoción DOCTRINA cobra sentido a esta altura.

Jorge Espinoza

/gap