El senador Manuel José Ossandón presentó al Congreso un proyecto de reforma a la Ley de Pesca, en el que plantea acortar los plazos de las licencias de explotación pesquera y ponerles fecha de término. Esto, a pesar de que el Presidente Sebastián Piñera le prometió al senador modificaciones para perfeccionar la ley, como una de las condiciones por su participación en la campaña presidencial, y a pesar de que el gobierno está preparando los cambios que incorporará.

Por otra parte, el jueves en TVN el senador dio una declaración en relación el juicio de Chile ante La Haya, en la que dijo que en el país no se ha discutido el hecho de que Evo Morales modificó la Constitución en 2009, donde reivindica su “irrenunciable” derecho a una salida al mar, lo que calificó como una situación “súper grave”

En conversación con “El Líbero”, explica por qué el proyecto de Ley de Pesca es necesario, habla sobre el comienzo del gobierno de Sebastián Piñera, sobre sus declaraciones respecto de Bolivia, y sobre la opción de que pasará a integrar la comisión de Relaciones Exteriores.

– ¿Qué modificaciones del proyecto de reforma a la Ley de Pesca presentó al Senado el miércoles y qué busca con este proyecto?

– Lo que busca es que, de ahora en adelante, sea imperativo licitar todas las licencias de pesca mediante concursos públicos abiertos, transparentes y competitivos, y que los plazos de duración de las licencias, como en toda licitación pública, sean los que determine la autoridad de pesca, con tope máximo de 20 años, pero sin renovación, de manera de permitir que ingresen nuevos actores. Hoy día eso no es posible, porque las licencias clase A que poseen los grandes armadores industriales fueron obtenidas sin concurso público, y su plazo de duración es fijo de 20 años y además renovables, lo que en la práctica hace que no tengan plazo de término. Como si ello fuera poco, existen protecciones a su favor que impiden el acceso de nuevas empresas, o lo permiten pero en porcentajes muy bajos, todo lo cual no es sano ni corresponde, por lo que debe corregirse inmediatamente.

– ¿Porqué cree que es necesario cambiar la ley de pesca? 

– Como lo he dicho muchas veces, estoy convencido de que la ley debe modificarse por una razón que muy fundamental, carece de legitimidad. De hecho, sigue siendo objeto de muchos cuestionamientos, que no la hacen sostenible en el tiempo, pues por una parte protege las licencias de los industriales que las obtuvieron sin licitaciones, y por otra parte, los pescadores artesanales han visto mermadas sus capturas, existiendo una importante demanda social que debe atenderse. Ello, sin siquiera mencionar los enormes cuestionamientos que surgieron en su tramitación parlamentaria. Es por eso que la modificación de la ley de Pesca fue uno de mis firmes compromisos de campaña que luego de las primarias trasladé al Presidente Piñera, quien como usted sabe se comprometió conmigo a perfeccionar dicha ley, que es justamente lo que hace este proyecto.

 

-Si no se aprueba, ¿cuáles creen que serán las consecuencias?

– El Presidente entiende perfectamente que la ley de pesca debe perfeccionarse, así me lo ha dicho y yo le creo, y más allá de las fórmulas, es algo también compartido por los partidos y la sociedad en general, por lo que estoy seguro que la actual ley de pesca tiene sus días contados.

-¿Cuál es su respuesta a los parlamentarios que dicen que esto requiere una cirugía mayor que va más allá del proyecto?

-Estoy seguro que con estos cambios podremos corregir inmediatamente los enormes defectos que tiene actualmente esta ley, sin perjuicio de que en el futuro y con más tiempo podamos reformular íntegramente nuestro marco regulatorio y normativo, que permita un mejor desarrollo y protección para este relevante sector de la economía de nuestro país. Lo primero es detener lo que resulta obviamente injusto y que tiene a la ley severamente cuestionada, luego ya habrá más tiempo para hacer una reforma integral. Pero lo perfecto es enemigo de lo bueno, debemos buscar respuestas ágiles y oportunas a lo que se reclama en esta materia, si con la excusa de hacer algo perfecto seguimos demorando estas definiciones, la clase política no estará dando las respuestas que se espera de nosotros para abordar con seriedad y prontitud algo que hace ya tiempo debió haberse corregido y que el Gobierno saliente no hizo absolutamente nada por rectificar. El Gobierno del Presidente Piñera tiene una gran oportunidad que espero no desaproveche, por el bien y futuro del sector pesquero artesanal e industrial.

 Comisión de Relaciones Exteriores

-Ha trascendido que usted será parte de la comisión de Relaciones Exteriores, ¿cómo va a aportar ahí, qué desafíos tiene?

-Cobra especial interés esta comisión por las cosas que hay en juego, comparto la preocupación de todos los chilenos, que tengamos un buen resultado en La Haya.

-A raíz de sus declaraciones ayer en TVN sobre el juicio en La Haya, ¿a que se refiere exactamente cuando dice que le parece grave que “en Chile no se ha discutido que Evo Morales modificó la constitución”, y qué respuesta cree que debiese dar el país frente a este tema?

-Un país que incluye en su Constitución algo que contradice un acuerdo internacional, genera dudas, porque Chile ha cumplido lo que nos corresponde del Tratado de 1904: la cantidad de recursos que Chile destina a Bolivia en los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta pueden aparecer incluso excesivos.

Gobierno de Sebastián Piñera

-¿Cuáles son sus expectativas del gobierno de Sebastián Piñera?

-Los primeros días del gobierno han sido buenos para el país, se está ordenando el tema de Carabineros, lo cual es una señal potente; creo que tendremos un buen gobierno y que si hacemos las cosas bien, nuestro sector puede gobernar por los próximos 20 años.

-¿Qué le parecen las cinco medidas prioritarias que anunció el Presidente?

-Son medidas que apuntan al corazón de las demandas ciudadanas. Me parece que la oposición está interesada en colaborar en algunas materias, eso es una buena noticia para el país.

-¿Cuáles son, a su modo de ver, las principales urgencias?

-Creo que niñez es un tema que urge, nuestros niños no pueden esperar, pero eso también pasa por abordar este tema desde diversas perspectivas. No solo en el Sename hay niños que lo pasan mal, tenemos que concentrarnos en mejorar la educación, pero de verdad; que todos tengan las mismas herramientas.

/Entrevista de Magdalena Olea para El Líbero

/gap