Seis victorias consecutivas y ninguna derrota. Esa es la gran campaña de Universidad Católica que esta noche derrotó por 2-1 a Unión Española en San Carlos de Apoquindo y se mantiene como único líder del Torneo Nacional 2018, justo en la fecha anterior al clásico con Colo Colo.

 La superioridad se notó desde el comienzo. A tal punto que cuando recién transcurrían siete minutos de la primera etapa, Fuenzalida abrió el marcador con un golazo desde fuera del área que dio el primer golpe, y encaminó a los cruzados hacia la victoria.

Buonanotte lideró un contragolpe, asistió a Diego Rojas que la tocó para el ‘Chapa’ que eludió a Ramiro González con un túnel genial y disparó desde lejos para celebrar el 1-0.

Pero la escuadra de Beñat San José no se conformaba y estuvo cerca de extender la cuenta en un par de ocasiones. David Henríquez pateó en la entrada del área a los 23′, pero Guerra, que había reemplazado a Diego Sánchez, salvó el segundo.

Sin embargo, el cuadro hispano aprovechó una de sus mejores fortalezas para igualar: Luis Pavez, el mayor asistidor del Torneo de Transición, lanzó un centro perfecto en los 30′ que Tobías Figueroa conectó con un cabezazo para igualar la cifra. Los de Martín Palermo no habían hecho mucho mérito para conseguir empate. Justo o no, así se fueron al descanso.

El complemento tuvo un inicio similar. Iban menos de diez minutos, cuando Méndez perdió el balón en la salida y nuevamente Diego Rojas asistió a David Henríquez que marcó el segundo. El joven atacante enganchó a un defensa y definió de forma perfecta.

Los cruzados retrasaron sus líneas después y esperaron al rival en su área. También cumplieron en zona defensiva y en la agonía, cuando casi no faltaba nada para el final, otra asistencia de Diego Rojas dejó solo a David Llanos que no falló ante la salida de Guerra, y que mantiene a la UC como único líder. Y aún invicto. Con seis partidos jugados y seis ganados.

/Escrito por Diego Vega para As Chile

De esta manera, Universidad Católica igualó el mejor arranque de su historia en campeonatos nacionales, con seis victorias en igual número de partidos, marca que inscribió Jorge Pellicer con el equipo cruzado que fue campeón del Torneo de Clausura 2005.

/ga