Mario Kreutzberger, Don Francisco, admitió que durante este año deberá entregar la animación de la Teletón a una nueva generación de animadores, para así asegurar la continuidad del evento solidario, el que lidera desde hace más de 40 años.

En declaraciones al programa Con amigos en casa de Angélica Castro y Cristián de la Fuente, el conductor evaluó su situación en la campaña que fundó en 1978 y que ha llevado de forma ininterrumpida en todas sus versiones.

“Tengo que entregar este año la Teletón, con el dolor de mi alma y siempre poniéndome a disposición para ayudar, pero tiene que venir una nueva generación para los próximos 40 años”, expresó Don Francisco.

Kreutzberger también habló sobre su experiencia en Sábado Gigante, espacio que encabezó por cinco décadas, y que llegó a su fin en Estados Unidos.

“Sábado Gigante tenía mucha improvisación, tenía esa característica que la improvisación era con un poco de humor, humor que hoy no podría hacerse igualmente porque las cosas hay que adaptarlas a los tiempos, que es lógico, el mundo va avanzando…la gente ha cambiado, hay que entenderlo…nos llevábamos el 80% de la audiencia, todo pasaba a través del público, ese fue el invento más grande de Sábado Gigante, eso le permitió estar 53 años ininterrumpido”, señaló.

Durante este año se realizó la edición correspondiente al año 2019 de la Teletón, la que fue postergada debido al estallido social.

/psg