Luego de una hora y media de que finalizara la primera jornada de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia en La Haya por la demanda marítima de Bolivia contra Chile, el mandatario boliviano Evo Morales realizó un punto de prensa.

El mandatario altiplánico comenzó diciendo que “estamos aquí para expresar nuestra confianza para cerrar una herida abierta en la región”.

“Reconocemos y valoramos a la Corte Internacional de Justicia que por más de 70 años han dictado fallos que han contribuido a asegurar la paz”, prosiguió.

Evo Morales dijo que están firmando su vocación como Estado pacifista, apuesta al diálogo con mecanismos pacíficos para la resolución de controversias. “Hemos ratificado que la paz es un bien supremo y que su preservación es sustancial”, agregó.

“El caso que Bolivia planteó es una causa justa y simple, después de años de enclaustramiento marítimo a mostrar que Chile incumplió su compromiso”, dijo el Presidente de Bolivia.

A los medios Evo Morales les dijo que “Chile tiene la obligación de cumplir sus compromisos de manera efectiva y de buena fe, ese espíritu es el que debe estar presente para resolver pacíficamente las diferencias”.

“Chile ha reconocido la necesidad de Bolivia de obtener salida soberana al mar sostenidamente en el tiempo”, aseguró.

Evo señaló que “Bolivia nació con mar y ambos son inseparables, desde su forzado enclaustramiento nuestro país sufre limitacioines en su crecimiento y desarrollo”.

“Desde aquí desde La Haya reitero el mensaje al pueblo y al gobierno chileno, no podemos dejar a nuestros hijos problemas pendientes, debemos asumir soluciones mutuas, beneficiosas que nos permitan inaugurar una nueva era de paz, integración y convivencia armónica”, señaló el mandatario del país vecino.

“Tiendo una mano fraterna para que bolivianos y chilenos resolvamos nuestras diferencias y construyamos un futuro mejor en donde todos ganemos”, finalizó.

/gap