Cuando el 16 de febrero, Alex Smith, el cuestionado ingeniero creador del software “Antorcha” que Carabineros utilizó en la Operación Huracán para interceptar llamadas telefónicas y mensajería instantánea, vinculó a humoristas y políticos con la investigación, prácticamente nadie le creyó.

Antes de entrar a una audiencia en Temuco, el “profesor” manifestó que la red de financiamiento de los ataques incendiarios partía en Santiago con “humoristas de la televisión y políticos” y aseguró que entregaría antecedentes con los cuales inculpar.

Pese a que aún no se ha logrado comprobar la relación directa entre el actor y el financiamiento de alguna actividad ilícita, recientemente comenzó a circular el audio filtrado de una conversación entre Alcaíno y su pareja Berta Lasala sobre la liberación de un ex mirista.

Se trata de Alfredo Canales, condenado como cómplice del secuestro del empresario brasileño Washington Olivetto en diciembre de 2001  y quien salió en libertad condicional tras presentar un recurso de amparo a su favor.

El llamado, revelado por La Tercera,  evidencia que el actor estuvo siendo vigilado por personal de Inteligencia de Carabineros, institución cuestionada por implantación de pruebas. Las dudas recaen si efectivamente la intervención de las llamadas se produjo bajo las pericias de la operación o se realizaron de manera ilícita por parte de uniformados.

LA POSIBLE QUERELLA DE ALCAÍNO

En tanto, luego del anuncio de Smith y en conversación con SoyTemuco.cl, el actor fue tajante y aseguró que “yo quiero saber quien me acusa (…) Si me nombran, yo me querello contra quien dice eso”.

El también humorista aseguró que “si alguien pone mi nombre tendré que verlo con los abogados” y luego calificó la situación como “un chiste”.

/gap