Antonio Remiro Brotons, abogado español que defiende a Bolivia en La Haya, lanzó una advertencia tras la segunda jornada de alegatos: “Realmente Chile tiene que escoger: la buena o mala vecindad, por los siglos de los siglos”.

“¿Quiere vivir un problema indefinido con un vecino que pide algo tan sencillo como la salida al mar?”, agregó.

En este sentido, reconoció que el motivo de los actuales alegatos, es decir el establecimiento o no de la obligación chilena de negociar salida al mar con Bolivia, es “evidentemente es el primer paso para el mar para Bolivia, siempre con el consentimiento de Chile como es natural”.

/gap