Un crítico balance realizaron el Presidente Sebastián Piñera y el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, hacia la forma en que el gobierno anterior abordó el aumento del ingreso de inmigrantes al país.

Las palabras surgieron durante la visita que realizó el Mandatario a la Primera Comisaría de Santiago. En la actividad, los medios de comunicación permanecieron en el exterior del recinto, mientras el recorrido de las autoridades fue transmitido vía streaming, mediante Facebook Live. Fue a través de este medio que se difundió una conversación entre el Jefe de Estado, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, y el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

“En los jardines infantiles tengo una lista de espera de 1.800 niños, los consultorios colapsados y en el problema de vivienda estoy trabajando con los ocho diputados del distrito, porque en una pieza como esta hay 60 personas separadas por una cortinita con camarotes hasta arriba. El tema es muy complejo. Ley de Migración, urgente”, indicó Alessandri.
A las críticas del edil, Piñera tomó la posta y, en este sentido, realizó una directa alusión a la anterior administración.

“¿Por qué cree usted, por ejemplo, que todos los permisos de las líneas aéreas fueron muy rápidos? Sabiendo que si entran 100 mil personas en un año y salen mil, uno sabe perfectamente que están engañando con su intención de turismo. ¿Por qué se permitió esto?”, señaló el Presidente.

Una situación que Alessandri dijo haber conversado en su oportunidad con el otrora jefe de Extranjería durante el mandato de Bachelet, Rodrigo Sandoval: “Yo creo que hubo una definición política, porque hoy lo que vende para el mundo es ‘somos todos migrantes, viva la migración’, lo que está muy bien, porque no hay que estigmatizar (…). Pero yo creo que hubo un tema ideológico potente y esto reventó”.

Las últimas palabras transmitidas fueron las del subsecretario Ubilla, autoridad a cargo del tema migratorio y en cuya cartera se preparan indicaciones al proyecto presentado en 2014 por Piñera. “Si bien el proyecto de ley que él (Sandoval) hizo en 2016, que no pasó, en su gestión administrativa, por decreto, fue extremadamente permisivo”, indicó el subsecretario.

Los equipos de comunicaciones de Alessandri y de Ubilla indicaron a La Tercera que las autoridades no se referirían a estas declaraciones.

Reacciones

Fue el propio Rodrigo Sandoval quien respondió a las palabras del gobierno: “No voy a entrar en una discusión sobre quién tuvo la culpa. Es un tema que lleva más de 20 años, en el cual los distintos gobiernos han tenido responsabilidades por acción u omisión. No veo sesgos ideológicos, ni sé desde qué puntos de vista una ideología pueda ser la que justifique la falta de atención de distintas autoridades y de distintos gobiernos con la migración”.

Para Pablo Valenzuela, director ejecutivo del Servicio Jesuita al Migrante, el diálogo captado “muestra una mirada retrógrada, que no entiende que la migración se da en un contexto regional, no sólo nacional”,

Valenzuela advirtió que Chile “es y va a ser, independiente de lo que suceda con nuestra regla interna, destino de migración”. En este sentido, aseguró que existe “la oportunidad de hacer que (la migración) sea regularizada y esas personas se puedan incluir y aportar a nuestra sociedad, o podemos hacer una migración irregular y mantenerla en la exclusión”.

/gap