Una familia boliviana paseaba por el Centro de Antofagasta cuando se encuentran con una caja enorme con dos puertas que decía “maquina para hacerse chileno” $10.000. El boliviano inserta el dinero en la ranura y atraviesa la primera puerta, a los 30 segundos sale por la otra convertido en chileno.
-hueón, soy chileno, si hasta hablo como chileno, vieja, entra tú también para que seas chilena. La mujer inserta en la rendija 10.000 pesos y sale convertida en chilena
-Mira viejo, soy chilena, si hasta más blanquita soy. Celebraban y se abrazaban. Luego miran a su hijo y le dicen – Ya hijo, es tu turno, entra también en la máquina, El niño se niega diciendo “yo no quiero ser chileno” – Pero hijo, nosotros ya somos chilenos, solo faltas tú, el niño sigue insistiendo, “No quiero papá”
El padre enojado exclama
“PUTA LA WEÁ, NO LLEVO Ni 5 MINUTOS SIENDO CHILENO Y YA TENGO PROBLEMAS CON ESTOS BOLIVIANOS CULIAOS!!

/gap