La renuncia del Presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), provocará un fuerte impacto sobre la próxima Cumbre de las Américas, la reunión de líderes más importante de la región prevista para el próximo 13 y 14 de abril en Lima.

Al dejar la Presidencia, PPK deja también al evento sin anfitrión y ante una gran incertidumbre. Su eventual sucesor, el primer vicepresidente Martín Vizcarra, asumirá un país convulsionado ante el nuevo escenario político, donde si bien se espera que forme un nuevo gabinete para completar el periodo de PPK, algunos medios no descartan que eventualmente pueda terminar dando un paso al costado para que se convoquen a nuevas elecciones.

Ante este escenario, la cancillería peruana ya había advertido el martes sobre la complicación que generaría la renuncia de Kuczynski. Al ser el mandatario quien hizo la invitación, su ausencia “sí complicaría la Cumbre de las Américas”, señalaron en ese momento..

/gap