El coagente de Chile ante La Haya, Claudio Grossman, calificó la presentación del país como “sobria y preparada”.

Y aseguró que los alegatos emitidos esta jornada “revelan las inconsistencias de Bolivia”.

“Esto ofreció una oportunidad de desmentir las tergiversaciones históricas y las ofensas que se plantearon contra Chile en los alegatos anteriores”, dijo Grossman.

En este sentido, Heraldo Muñoz, ex canciller chileno, quien también acompaña al equipo jurídico nacional, agregó: “Chile se ha sentado con Bolivia porque son vecinos, dispuestos a escuchar e incluso a mejorar el régimen de libre acceso establecido en 1904. Pero no a ceder soberanía, a obligarse jurídicamente. Esto ha quedado claro en los alegatos de Chile”.

/gap