Lo habían detenido el fin de semana por el robo de una caja registradora en un bar de la localidad de Bahía Blanca, en Buenos Aires, pero no estaba en su cabeza quedarse detenido.

Por eso cuando logró escapar, Gabriel Arévalo de 42 años, no dudó en publicarse en su Facebook, para además burlarse de los policías que no pudieron tenerlo cautivo.

El sujeto, que tiene un amplio prontuario policial ya había usado su cuenta para burlarse de los uniformados argentinos. “Mis últimas horas entre estas paredes bulbo al boske estoy contento de verdad (sic)”, escribió en enero cuando también estuvo detenido.

Argentino policíaReproducción

En esta oportunidad el plan fue más complejo. Fingió una enfermedad para ser trasladado a un recinto hospitalario, desde donde escapó por un ducto de ventilación.

Tras su desaparición, no se habían tenido noticias del hombre hasta que publicó en su Facebook un mensaje a quienes intentaron mantenerlo detenido.

“Sigan participando yo asta la sima no paro por mi y mis hijos” escribió textual. “Los k me dejaron sufran la muerte está de mi lado” añadió.

argentino policía/gap