El senador Alejandro Navarro protagonizó un hilarante momento en el Congreso, donde demostró que el idioma inglés no era lo suyo al momento de hablar de música.

Y es que el Senado era el escenario para la votación del proyecto, que fue aprobado por unanimidad, la instauración del 20 de octubre como el Día Nacional de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Fue en ese momento que el ex candidato presidencial quiso fundamentar su voto a favor recordando a los Red Hot Chili Peppers y en especial a su disco “Californication”, pero no salió como lo hubiera querido.

/gap