El año 2017 fue uno de los tres años más cálidos de los que se tiene registro y el más cálido sin haber tenido influencia del fenómeno de “El Niño”, que puede estimular considerablemente las temperaturas anuales, confirmó hoy la Organización Mundial de la Meteorología (OMM).

Así consta en la declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2017, que la organización publicó hoy con motivo del Día Meteorológico Mundial que se celebra mañana.

En 2017 se registraron temperaturas medias mundiales de alrededor de 1,1 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.

Los nueve años más cálidos jamás registrados se han dado a partir de 2005 y los cinco más cálidos de todos ellos a partir de 2010.

“En el comienzo de 2018 se mantiene la tendencia de 2017: Las condiciones meteorológicas extremas continúan cobrándose vidas y destruyendo medios de subsistencia”, afirmó en un comunicado el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

La temperatura en la superficie del mar a escala mundial en 2017 estuvo ligeramente por debajo de los niveles de 2015 y 2016, pero fue la tercera más cálida jamás registrada.

El contenido calorífico de los océanos, que es una medida del calor existente en las capas superiores de los océanos hasta los 2.000 metros, alcanzó nuevos niveles máximos sin precedentes.

/gap