La productora Fábula de los hermanos Juan de Dios y Pablo Larraín, que está detrás de Una Mujer Fantástica, está siendo pesquisada por la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (BriDeC) de la PDI y la Fiscalía Oriente, según informó La Tercera.

Los delitos incluirían el desvío de 52 millones de pesos, engaños y uso de documentos falsos. Todo comenzó cuando la productora presentó una querella por falsificación y uso malicioso de instrumento público mercantil (cheques) y estafa. Así comenzó una investigación en enero de este año que está dirigida “contra quienes resulten responsables”, lo que podría dar con los encargados de la administración de Fábula.

/gap