Un requerimiento de inaplicabilidad por inconstitucionalidad presentó ante el Tribunal Constitucional la defensa del exministro de Minería Laurence Golborne, que busca paralizar el proceso.

El escrito fue ingresado por el abogado Carlos Cortés -en representación del exsecretario de Estado, formalizado en la causa- 24 horas antes del fin de la etapa investigativa que será comunicado por la fiscalía este sábado 4 de marzo a todos los intervinientes y al tribunal.

Ahora, el TC deberá resolver si paraliza o no la causa mientras se tramita el requerimiento.

De ser así, el Ministerio Público debería esperar para presentar la acusación contra las personas que podrían enfrentar un juicio oral tras no llegar a acuerdo para optar a un procedimiento abreviado.

Sin embargo, si ello no ocurre o bien, sucede después de los 10 días legales con los que cuenta la Fiscalía para acusar, lo único que podría postergarse es la preparación de juicio oral, donde se discuten las pruebas podrán ser exhibidas ante el Tribunal Oral en lo Penal.

Golborne fue formalizado en junio del año pasado por presuntamente haber recaudado un total de $378 millones a través de facturas ideológicamente falsas por servicios no prestados entre los años 2012 y 2014 a las empresas Penta, Penta III, y Ripley, entre otras.

Del total de los dineros, según la fiscalía, $218 millones fueron recibidos a través de facturas emitidas por la empresa Vox Comunicaciones, mientras que otros $160 millones a través de VSA y Siglo Outsourcing.

Dichos montos, de acuerdo a la indagatoria llevada adelante por los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, fueron utilizados tanto para financiar las campañas senatoriales y presidencial de Laurence Golborne./Economia y Negocios

/gap