“El retorno de Bolivia al mar no solo es posible, sino es inevitable” dijo el presidente boliviano, Evo Morales, luego de que finalizaran los alegatos de su país ante la Corte Internacional de Justicia, a la que piden que establezca la obligación de Chile a negociar de buena fe una salida soberana al océano Pacífico para su país.

“Bolivia nació con mar”, dijo el mandatario añadiendo unos minutos más tarde que el Tratado de 1904 “fue impuesto, injusto e incumplido” y que no estableció el derecho de Bolivia a un acceso marítimo soberano.

Unos minutos más tarde el jefe de Estado volvió a cuestionar el Tratado de 1904 planteando que no buscan su revisión y que esta demanda ante La Haya es “el caso más importante” de su historia.

/gap