Gustavo Huerta (ex entrenador de Universidad de Chile) asumió un complejo desafío en octubre del año pasado, un momento en las antípodas del buen presente futbolístico que lo tiene en el liderato de la Primera B. Luego de varios meses de cesantía tras abandonar Santa Cruz en la Segunda División, el DT tomó el mando de Cobresal.

Faltaban solo seis fechas para el fin del torneo y el cuadro minero ocupaba el último lugar en la tabla de coeficiente. Esto significaba el descenso, recién un semestre después de haber perdido la categoría en Primera División. La situación futbolística era crítica en El Salvador.

Sin embargo, Huerta corrigió el rumbo de Cobresal. El cuadro nortino ganó cuatro partidos y se mantuvo en el Ascenso. “La verdad es que sufrimos mucho. Cuando llegué acá me di cuenta de la gran presión que había por salvarnos. Es cierto que ha sido una temporada no buena, pero estaríamos sufriendo mucho si no hubiésemos tenido los resultados que necesitábamos”, sostuvo, entonces, el entrenador.

Después del Torneo Transición, el DT renovó contrato. Hoy, cumplidas siete fechas del Torneo Nacional, el elenco de la Tercera Región es el único puntero.

“Es un gusto estar en los primeros lugares. Los jugadores, y todos, nos debemos acostumbrar a estas instancias. Sería ideal mantenernos el más largo tiempo, pero sabemos que la competencia es larguísima. Esperamos estar a la altura de lo que nuestra hinchada quiere”, afirmó.

“Deberíamos ser un equipo protagonista en el campeonato, donde aún falta demasiado, pero nos tiene bien entusiasmado el esfuerzo, el sacrificio y en general el buen juego de estos jugadores. Estamos contentos y satisfechos de darle alegría a nuestra gente en El Salvador y a los hinchas en todo Chile”, agregó.

Las estadísticas reflejan el buen accionar de los nortinos. Se alza como el equipo con menos goles en contra (solo tres tantos). Posee la segunda línea ofensiva con más anotaciones (12) y el experimentado Ever Cantero es el máximo artillero del campeonato, con seis conquistas.

/gap