Durante la tercera jornada de alegatos orales de Bolivia, la abogada británica Amy Sanders citó unas declaraciones de José Miguel Insulza en 2006 cuando oficiaba como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), oportunidad en que se refirió al conflicto entre ambos países.

“En 2006 el señor José Miguel Insulza (…) declaró que, y le cito: ‘la OEA considera desde hace tiempo a este tema (la reintegración marítima) como de interés de todo el continente’” y agregó que “en 2010 dijo que el tema del acceso de Bolivia al mar tenía que ser resuelto“, fueron las palabras de la integrante de la delegación boliviana.

En ese sentido, cuestionó si Chile “actúa de buena fe” sobre las resoluciones del organismo respecto al deseo boliviano de una salida soberana al mar.

El senador sostuvo que “acá hay que entender algo, algunas cosas son las resoluciones políticas: las declaraciones políticas de la asamblea, que entre paréntesis, nunca mencionaron la posibilidad que existiera alguna obligación de Chile de negociar y, por lo tanto, eso no crea ninguna obligación de Chile para negociar con nadie”.

Explicó, además, que lo que quiso decir en ese entonces es que este tema era de “interés de todo el continente” y que “a todos los países le interesa que los países del continente se lleven bien, pero en ningún momento dije que que era interés de todo el continente que Chile le entregara territorio a Bolivia ¡por Dios! No lo habría dicho ni dentro ni fuera de la OEA jamás”.

“Además un secretario general de la OEA no va a decir una cosa así“, recalcó, precisando que sus palabras solo significaban que a “todo el continente le preocupa que Bolivia y Chile no tengan relaciones diplomáticas y que ojalá se resuelvan los problemas entre ellos, pero en ningún caso eso significa que le tengan que dar una salida soberana al mar“.

En todas las resoluciones de la OEA no hay ninguna palabra respecto de una obligación de Chile de negociar y en seguida, esas resoluciones que ciertamente tenían un sesgo ‘pro boliviano’ por así decirlo, son aquellas que se aprobaron entre 1979 y 1989 en plena dictadura militar, cuando Chile estaba totalmente aislado y no han sido aprobadas nuevamente en estos años”, dijo.