Un chino de 24 años de la ciudad de Chongqing quedó paralítico luego de permanecer media hora sentado en el baño con su teléfono celular.

Zhang tong-jun, que no tenía ninguna enfermedad previa, fue hallado en el suelo por su hermano, quien lo llevó al hospital pero para entonces ya estaba paralizado.

Según explicó el doctor, el joven permaneció en la misma posición durante 30 minutos, y al pararse repentinamente, sufrió una deficiencia de oxigenación en su cerebro.

El estar en la misma posición le limitó el flujo sanguíneo en el cuerpo, lo que se agravó por estar en un baño muy pequeño y con mala circulación de aire.

/psg