Hasta la Fiscalía Centro Norte llegó este lunes el diputado Juan Antonio Coloma Álamos junto a su compañera de bancada María José Hoffmann para presentar una denuncia contra quienes resulten responsables de incluir en la agenda de la Fech un instructivo para abortar de manera “casera” utilizando el fármaco misopostrol.

El aborto es un delito y en la agenda de la FECH se explica el procedimiento para realizar este delito”, sentenció Coloma, a lo que Hoffmann se sumó sosteniendo que “no pueden promover abortos ilegales ni menos incitar a las mujeres a realizarse abortos caseros”.

Los parlamentarios gremialistas argumentaron que pese a que es legal interrumpir el embarazo bajo las tres causales (violación, inviabilidad del feto y peligro para la vida de la madre), el aborto libre sigue siendo un delito.

No hay que olvidar que en Chile el aborto está prohibido y que sólo se establece la excepción de las tres causales”, complementó el diputado.

LOS DETALLES

¿Cómo hacerse un aborto seguro con misoprostol? se titula el instructivo impreso en la Agenda 2018 que la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) está distribuyendo entre los estudiantes de primer año. El documento, que detalla paso a paso como interrumpir en forma “casera” un embarazo, ha generado polémica entre estudiantes y expertos, que califican de riesgosa la información divulgada.

El instructivo explica que el fármaco “produce contracciones uterinas, permitiendo autogestionarse un aborto seguro” e informa cómo conseguirlo informalmente, pues el producto no es de venta libre. Se detalla, además, que su eficacia ronda el 90% y que, si falla el procedimiento, se puede repetir después de 72 horas. Asimismo, se advierte que el medicamento puede usarse de forma vaginal o sublingual, pero se recomienda esta última “para que no queden rastros”y se describen los síntomas, posteriores al uso, que harían necesario recurrir a una urgencia.

Alfonso Mohor, presidente de la Fech, organismo autónomo que elaboró la agenda, explicó que la entrega de esa información, “se enmarca en una posición política de la federación que está plenamente de acuerdo y respalda las demandas de los movimientos feministas, en particular, las que dicen relación con el aborto en todas sus causales”, dijo. Mohor agregó que “se brinda esta información entendiendo que hoy, lamentablemente, no hay un reconocimiento explícito de los derechos de las mujeres de decidir sobre su cuerpo”.

Florencia Díaz, coordinadora del equipo feminista de la Fech, instancia encargada del contenido impreso, manifestó que “bajo el diagnóstico de que el aborto es una práctica común en Chile y con métodos inseguros, lo que queremos promover con este instructivo es que se haga de manera responsable”. Agregó que “estamos conscientes de que a pesar de que sea ilegal, el aborto sucede. No queremos ir contra la ley, pero sabemos que esto se va a realizar, entonces queremos que las mujeres no expongan su vida en el proceso”.

Marco legal

La Ley 21.030, despenalizó el aborto solo ante riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación, por lo que continúa penalizada su práctica en cualquier otra causal. Asimismo, el misoprostol para interrumpir embarazos está autorizado sólo para uso médico en recintos hospitalarios. Por ello, el llamado a “autogestionarse un aborto” preocupa a los expertos.

Desde el Colegio de Matronas, su presidenta, Anita Román, recalcó que en su opinión “el aborto en Chile es una realidad y lo practican mujeres de todos los niveles”, pero que “el uso indiscriminado de misoprostol es fatal”.

Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico, sostuvo que “sería bueno que revisaran el documento por el tema de la legalidad, porque se están metiendo en un problema innecesario, las organizaciones estudiantiles tienen que reforzar su rol, pero también deben comprender el Estado de Derecho de un país”.

Desde el Movimiento de Mujeres Reivindica, su vocera Rosario Vidal criticó el actuar de la Fech: “Lamentamos que la Fech hable del aborto como si fuera algo bueno, deseable y la forma tan irresponsable en que se llama a practicarse un aborto con misoprostol, planteándolo como algo bueno, inocuo y de forma engañosa, porque lo pone bajo el título de anticoncepción de emergencia. Eso claramente incentiva a a hacer un delito”.

Por su parte, Constanza Saavedra de la Fundación Testimonios por la Vida, agregó que “aparte de que el aborto sigue siendo un delito en otras de las tres causales permitidas en la ley, me parece muy irresponsable que se esté jugando con la salud de las mujeres, porque ningún tipo de aborto, sea medicamentoso o quirúrgico, está exento de riesgos. Promover que las mujeres, sin ningún tipo de supervisión, se hagan abortos en la casa y que se expongan a hemorragias o complicaciones, me parece de una irresponsabilidad enorme”, indicó.

/gap