El comandante Jorge Espinoza declaró que el general (R) Julio Pineda fue quien le pidió la hoja de vida del actual general director de Carabineros, Hermes Soto.

La información, que contenía sanciones como el castigo de cuatro días de arresto que recibió por visitar un prostíbulo en 1984, se filtró el mismo día que Soto fue nombrado como máxima autoridad de la institución, por el diputado comunista Hugo Gutiérrez.

Espinoza, quien era ayudante del anterior general director Bruno Villalobos, contó que “el día 13 de marzo, alrededor de las 19:00, yo me encontraba con mi general Pineda (…) estábamos con tenida de civil y fue en el marco de esas circunstancias que mi general Pineda me pidió la información de las sanciones del general Hermes Soto, con la finalidad de responder oportunamente las preguntas que le podían realizar del Ministerio del Interior”, consignó La Tercera.

El oficial le envió los datos por Whatsapp a Pineda. “Incluso el general (R) realizó un comentario respecto de la información, algo así como ‘ah, tiene antecedentes'”.

Los días 14 y 15 de marzo, Espinoza dijo que Pineda lo llamó a su oficina para preguntarle si había sido él quien le solicitó la información.

“Entiendo que la personalidad del general Pineda es algo distraída, y como este asunto de la filtración de la hoja de vida era de conocimiento público, puede ser que mi general se haya sentido preocupado por verificar lo sucedido durante el día 13 de marzo”, comentó en su declaración.

/gap