La mañana de este martes el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, confirmó la muerte de un joven de 21 años tras un ataque incendiario en la comuna de Cañete, región del Biobío.

“Tal como lo hemos dicho reiteradamente (…) ninguna demanda, por legítima que sea, justifica estos niveles de violencia. Menos aún cuando hoy tenemos que lamentar la muerte de un joven cañetino de 21 años producto de un ataque armado”, señaló la autoridad.

Así, agregó que “las policías están desplegadas en el lugar, estamos recibiendo los mayores antecedentes, tanto del Hospital de Cañete, porque también hay personas que resultaron heridas producto de las esquirlas del ataque” además de información de este suceso previo para tomar las acciones pertinentes.

De acuerdo al subsecretario, el joven falleció producto de sus heridas en el centro asistencial luego de ser trasladado por personal de emergencias.

Según información que maneja Carabineros, tras el ataque, los responsables dispararon a un grupo de personas, de los cuales uno murió.

Los antecedentes señalan que a eso de las 00:10 horas, tres personas, encapuchadas y armadas, llegaron hasta el sector camino interior Laguna Grande Lloncao.

En el lugar intimidaron a los propietarios de dos viviendas, quienes debieron salir de las casas. Luego los delincuentes procedieron a rociar líquido acelerante y prendieron fuego a las viviendas.

En estos momentos continúan las indagatorias en terreno encargadas por el Ministerio Público para dar con la identidad de los autores del hecho y determinar la vinculación de ambos casos.

/psg