El Presidente Morales declaró como “usurpación” la pérdida de territorio en la Guerra del Pacífico con Chile y pide que los “compromisos entre Estados” se cumplan, agregando que ninguna usurpación genera derechos; todo ello en el marco de los alegatos orales ante la CIJ. Pocos días antes, esta vez en Twitter, Evo Morales señalaba claramente que si el fallo no era favorable a Bolivia, “no lo cumpliría”.
Sin entrar en detalles de si Bolivia alguna vez tuvo derecho al mar, el solo análisis del Uti Possidetis Juris muestra que la Audiencia de Charcas, origen de la actual Bolivia, era mediterránea. Bolivia solo accede al mar a través del Tratado de 1874 con Chile, en donde se fija el límite de ambos en el paralelo 24º Sur. La Guerra del Pacífico (1879-1884) se inicia debido a la violación por parte de Bolivia de este tratado y por el develamiento del Pacto Secreto de la Alianza Mutua entre Perú y Bolivia. Al término de ella perdió su litoral y después de dos décadas firmó el Tratado de Paz y Amistad de 1904 con Chile, quien compensó con creces el territorio ganado con grandes sumas de dinero, libre tránsito de mercancías y uso de nuestros puertos.
Pretender que Chile “usurpó” dichos territorios es, por decir lo menos, faltar a la verdad histórica. Sostener que las tentativas de diálogo con Bolivia, particularmente la de 1950 y la de 1975, más conocida como “Charaña”, constituyen “compromisos entre estados”, es no entender cómo funciona la diplomacia. Por último, señalar que “no cumplirá” un fallo desfavorable de la CIJ, no nos deja alternativas.

Carta al diario La Tercera de Edmundo González Robles, Almirante (R)

/gap