No es al azar. Al momento de elegir por dónde empezar a comerse el conejo de chocolate de Pascua, el 59% de las personas dice preferir las orejas. En tanto, el 33% no tiene una parte favorita para empezar y el 4% dijo hacerlo por la cola o las patas.

El sondeo, que se aplicó en línea y fue respondido por 28.113 personas, se viene haciendo desde hace cinco años. Durante ese período, la preferencia por las orejas ha tenido incluso un aumento, tanto en adultos como en niños. El estudio fue realizado por la doctora Kathleen Yaremchuk, jefa del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Henry Ford, en Detroit, y fue publicado por la revista Laryngoscope con el gracioso título de “Estacionalidad de las amputaciones auriculares en conejos”.

“Fue interesante descubrir que en otros símbolos de la industria del chocolate, como en Santa Claus, no hay una preferencia clara”, advierte esta especialista. Incluso llama la atención, dice, que frente a la figura del viejito pascuero, las personas reportan que no se comen la cara.

/gap