Semana Santa es buen momento para preparar dulces caseros como estas galletas de vainilla “conejos de pascua”. Así el próximo domingo podemos esconderlas por la casa en pequeñas bolsitas para que los niños de la familia estén entretenidos mientras se dedican a buscarlas.

A diferencia de las galletas decoradas con glasa de colores, en este caso he optado por simplificarlas añadiendo directamente los colorantes a las porciones de masa, para así facilitar el trabajo y que nos puedan ayudar en su elaboración los pequeños. Si no disponéis de colorantes en gel, siempre podéis probar con los líquidos que venden en cualquier supermercado, aunque los colores no serán tan intensos, o bien teñirlas con ingredientes naturales como fresas, frambuesas, té matcha o remolacha.

Ingredientes para dos docenas de galletas

  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente, 175 g de azúcar, 1 huevo L, 1 cucharada de vainilla líquida, 1 cucharadita de sal, 2 cucharaditas de levadura química, 425 g de harina, colorantes alimentarios, 1 cucharadita de leche.

Cómo hacer galletas de vainilla “conejos de Pascua”

Comenzaremos batiendo con una batidora de varillas la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar durante cinco minutos. Seguidamente añadimos el huevo junto con la esencia de vainilla y batimos hasta que se haya integrado.

Entonces añadimos la harina poco a poco y vamos formando una masa blanda pero que no se pegue a los dedos, si la vemos muy seca le añadimos una cucharadita de leche. Dividimos la masa en tantas porciones como colores queráis preparar. Echamos unas gotas de colorante, mejor en gel, y amasamos cada bola de masa como si fuera plastilina hasta que veamos el color integrado.

Seguidamente preparamos unos papeles de horno y estiramos cada porción con un rodillo entre dos papeles, lo tapamos y lo dejamos enfriar en la nevera durante veinte minutos. Precalentamos el horno a 170 grados con calor arriba y abajo. Vamos cortando las galletas con un cortador de conejo de Pascua, o uno ovalado si las queremos en forma de huevo, colocándolas en una bandeja forrada con papel sulfurizado.

Las horneamos durante 18 minutos. Las sacamos del horno y las dejamos reposar cinco minutos encima de la placa colocándolas después en una rejilla para que acaben de enfriar.

Galletas de vainilla

Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Fácil

Degustación

Las galletas de vainilla “conejos de Pascua” se convierten en una deliciosa pasta para la hora de la merienda o bien unas simpáticas galletas para los desayunos de estas fiestas. La mezcla suave de vainilla con el sabor a mantequilla las convierte en unas galletas muy apetecibles.

/gap