A pocos días de que se concretara la audiencia de formalización de Sebastián Dávalos por la arista que investiga la presunta estafa a Gonzalo Vial Concha, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, se refirió al caso y señaló que “nunca hubo siquiera una intención de cumplir” con el empresario.

En conversación con Tele13 Radio, el persecutor explicó que la estrategia del Ministerio Público fue indagar en los dineros que venían de Vial Concha y que Caval justificó a través de boletas ideológicamente falsas.
“Inventar estas boletas es una conducta constitutiva de lavado, para hacer circular el dinero y darle una apariencia de realidad a la gestión de la empresa”, dijo Arias.

Además, agregó que en lo que se basan para decir que se llevó a cabo una estaba es que “nunca hubo siquiera una intención de cumplir. A él (Vial Concha) se le dijo ‘tenemos un equipo de profesionales’. Falso. Él confió que tenían un equipo de expertos que nunca tuvieron y que tampoco pagaron por el tiempo. Así que nunca se tuvo la intención de cumplir y por eso es que estas actuaciones las hemos catalogado como estafa”.

Por otra parte, Arias aseguró que “el 99,9% de los ingresos de Sebastián Dávalos provienen de Caval. El resto eran 400 mil pesos de unos estudios de tesis”.

Según el fiscal, de acuerdo a lo que el ente persecutor de Rancagua ha podido acreditar, el hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet “no podía no tener conocimiento de los negocios de Caval”.

La semana pasada, también, la Corte Suprema confirmó el sobreseimiento de Dávalos en la arista principal, sobre la compra de terrenos en Machalí, a pesar del recurso de queja presentado por el fiscal Arias en contra de los miembros de la Corte de Apelaciones de Rancagua.

/gap