Diversos investigadores creen que han encontrado las «pruebas definitivas» de que la Gran Pirámide fue construida por extraterrestres.

Y la evidencia estaría oculta, en sus coordenadas, según sugirieron recientemente.

Las coordenadas geográficas de la Gran Pirámide son 29,9792458 ° N y la velocidad de la luz es de 299,792,458 metros por segundo. Sin embargo, según tenemos conocimiento la velocidad de la luz fue medida con precisión recién en el año 1950.

Existen muchos investigadores y teóricos de la conspiración que están convencidos de que la Pirámide fue construida por extraterrestres a quienes denominan «antiguos astronautas».

Estos investigadores  creen que los seres extraterrestres visitaron la Tierra hace miles de años, se presentaron ante diversas culturas en todo el mundo y fueron confundidos con dioses.

Se cree que estos «dioses» habrían otorgado a los egipcios un conocimiento científico avanzado que les permitió realizar todas las hazañas arquitectónicas que pueden verse hoy en día.

Otros, afirman que los faraones del antiguo Egipto eran híbridos extraterrestres. Internet se ha llenado de muchas imágenes que relacionarían estos «dioses» con supuestos extraterrestres.

De acuerdo a algunos informes, las leyendas egipcias datan sus orígenes en el Zep Tepi, que se traduce como la «primera vez».

Esta era una «edad de oro» que indica la llegada de los dioses que descendieron del cielo en carruajes que los antiguos egipcios interpretaban a su modo.

Los usuarios han iniciado un debate posiblemente interminable, donde cuestionan desde diversos puntos de vista el supuesto origen extraterrestre de la Gran Pirámide.

Un usuario de YouTube pregunta:

“¿Es posible que aquellos que colocaron la gran pirámide en la meseta de Giza tuvieran una idea de la velocidad de la luz con un grado de precisión imposible sin un equipo altamente técnico?”

Otro escribe:

“La velocidad de la luz en el sistema métrico aparece en el diseño y la ubicación de la Gran Pirámide, cuando el punto decimal se desliza a lo largo del valor. Los alienígenas eligieron este lugar por una razón. Esta sorprendente similitud es difícil de aceptar como una coincidencia. No puede haber ninguna duda de que es un diseño matemáticamente inteligente asociado con la creencia estelar de sus constructores”.

¿Se trata de una simple coincidencia, o el hecho de que la velocidad de luz en metros por segundo sea un número similar a las coordenadas de la Gran Pirámide representa una evidencia de su posible origen extraterrestre?

/psg