A una semana de su trágica muerte, los padres de Katy Winter, la joven estudiante del Nido de Águilas, confirmaron que su hija fue víctima de bullying a través de las redes sociales.

En su primera entrevista televisiva, Emanuel Pacheco y Evanyely Zamorano señalaron a T13 que en los días previos al descenlace no encontraron ninguna actitud extraña en ella.

“El domingo almorzó con nosotros, nos contó que lo pasó muy bien en una fiesta, que estaba contenta, que estaba alegre”, señaló Pacheco, quien era su padrastro y la crió desde los cuatro años.

La pareja afirmó que tanto en el colegio La Maisonnette y en el Nido de Águilas, donde estuvo por cinco años, fue “sujeto de los demás, de sus pares, de otras personas, a ser opinada distinta, a que le dijeran cosas distintas, porque ella brillaba más”.

“Durante su corta vida, en distintas situaciones, en distintos lugares, ella sufrió de esos comentarios que poco a poco le iban carcomiendo y eso es vía directo, vía internet, vía redes sociales, vía grupos de Facebook”, señaló Pacheco.

Por la fiesta a la que asistió Katy el fin de semana previo a su muerte en Plaza San Enrique, y de la cual había asegurado que lo había “pasado bien”, los padres no tuvieron mayores detalles, afirmando que supieron después que hubo un ataque “bien violento” contra ella.

También afirmaron que si bien no oficializaron la denuncia, dieron a conocer la situación de su hija a personal del establecimiento.Zamorano recordó que durante el funeral de su hija “muchas niñas del Nido, se acercaron llorando muy mal a mis papás, y les pedían perdón”.

“Las niñas que pidieron perdón, o aquellas que se sientan culpables por esto que hicieron, no tomen ninguna decisión apresurada. Hablen con sus papás. Les pido a sus papás que las escuchen con cariño, con respeto. Yo las perdono con cariño”, expresó Pacheco.

La PDI sigue investigando el caso desde la arista del ciberbullying, por lo que gran parte de los aparatos electrónicos que pertenecieron a Katy está en su poder.La familia viajará a Nashville, en Estados Unidos, para dejar las cenizas de la niña cerca de sus ídolos del country. También esperan que Taylor Swift pueda escuchar una de sus canciones, para así cumplir uno de sus deseos.

/gap