El escándalo del video donde una jovencita supuestamente le realiza sexo oral a Karol Dance mientras el locutor emite su programa en radio Carolina estalló y se desarrolló a través de las redes sociales.

El video se hizo conocido a través de las redes. Karol Lucero respondió y ofreció disculpas por ellas, donde también se levantó una fuerte ola de rechazo al personaje televisivo.

En esa ola de críticas hubo quienes compararon el caso de Lucero con el de Karen Bejarano, quien, hace un año, sufrió la filtración de dos fotos privadas, en topless, que se viralizaron.

La opinión de las redes comparaba el que a Karol lo suspendieran durante una semana de sus labores en la radio, mientras que a Karen, supuestamente, la echaron del matinal de Mega por lo ocurrido.

La verdad es que Bejarano había sido desvinculada de Mucho Gusto antes del problema de las fotos.  Son dos hechos diferentes, y a eso hizo referencia Lucero esta mañana, en su extenso mea culpa, en su reaparición en pantalla:

Karol Dance: “Solamente quiero aclarar una situación que se ha prestado para la confusión, en las redes sociales sobre todo. Muchas veces no debiésemos tomarlas en cuenta, pero hay falsas realidades que son necesarias de aclarar, porque se ha comparado mucho esta situación a la que le ocurrió a una ex compañera y amiga, que es Karen Bejarano, donde dicen ‘a Karen no le perdonaron y la sacaron del programa por eso’.

“Yo quiero ser enfático y aclararle a la opinión pública que cuando Karen se fue de este programa, fue dos días antes que se publicaran y se filtraran sus fotografías, que son de carácter privado y que no tiene relación con lo mío.

“Lo mío fue público, yo me equivoqué. A ella le vulneraron su privacidad y la metieron en un rollo que ella no se merece. Nosotros, públicamente como programa, le manifestamos nuestro cariño. Nosotros, públicamente, dijimos que estábamos con ella y en forma privada la llamamos. Pero su salida del Mucho Gusto no tiene ninguna relación con sus fotografías. Eso quiero que también quede claro para la gente, porque acá hay una confusión.

“Lo de Karen vulneraron su privacidad y fueron malas personas. En esta ocasión fue yo la persona que me equivoqué. No tiene nada que ver con lo que pasó en esa ocasión. Y si hoy estoy recibiendo una sanción en la radio donde cometí este acto, de verdad lo asumo”.

/gap