La Línea 6 del Metro será aún más moderna con la llegada de 72 pantallas que avisarán, en sus 10 estaciones, cuál de los vagones viene vacío para así evitar aglomerarse en un sólo punto, dejando otros libres.

La forma en que funcionarán esta pantalla no deja de ser curiosa: en cada estación se “pesará” cada vagón. A esa cifra, a través de un sistema computacional, se le restará el peso del coche. Lo que quede, se dividirá por 76 kilos, que es el promedio de peso de cada pasajero. Con ello se calculará qué parte del tren va más vacía.

La información se enviará una central que, a su vez, entregará la información a las pantallas. Los datos se actualizarán entre 1 y 2 minutos, así que el llamado que hacen de Metro es a estar atentos.

/gap