8:12 de la mañana de este jueves y la Región de Tarapacá despierta con un sismo de magnitud 5,6 en la escala de ritcher. En Iquique, lugar de Chile donde están acostumbrados a los fuertes remezones, nubes de polvos en los cerros se lograban ver desde la parte baja de la ciudad. ¿El mayor temor? que el sismo pudiese provocar un tsunami debido a que el epicentro se ubicó 40 kilómetros al interior del Pacífico.

Sin embargo, desde el Centro Sismológico Nacional llamaron a la calma y desestimaron que esto se trate de un “enjambre sísmico”. Sergio Barrientos, director de la institución, aseguró que el temblor percibido en Tarapacá y Antofagasta se responde a “varios sismos independientes a los cuales está acostumbrado el país”, pero que se trató “de uno de los más importantes en la costas de Iquique de las últimas jornadas”.

Sobre la posibilidad de un tsunami en las cosas te Iquique, el sismólogo concluyó que la intensidad del movimiento no fue suficiente para provocar marejadas y poner en peligro a la población. “A partir de un movimiento grado 7 es más probable que se produzca tal evento”, remarcó Barrientos.

El último gran evento que sufrió el norte de Chile, se remonta al 1 de abril del año 2014 fecha en la que un terremoto de magnitud 8,3 azotó Iquique. El sismo provocó siete fallecidos y dejó más de 200 heridos. Ante tal emergencia, Barrientos destacó el “comportamiento de la población frente al evento” y confía en que los habitantes del norte están preparados ante la psobilidad de otro terremoto.

/gap