Utilizando el método de microlente, astrónomos han detectado un nuevo mundo alienígena supertierra que rodea una estrella de baja masa, aproximadamente cinco veces menos masiva que nuestro sol.

Basado en el efecto de lente gravitacional, el método de microlente se usa principalmente para detectar objetos planetarios y de masa estelar independientemente de la luz que emiten. Por lo tanto, esta técnica es, sensible a la masa de los objetos, especialmente a planetas de baja masa como las supertierras. Las llamadas supertierras son mundos extrasolares con una masa más alta que la de nuestro planeta de origen, pero sustancialmente por debajo de las masas de gigantes gaseosos del sistema solar.

Hasta ahora, solo el 2 por ciento de los exoplanetas conocidos se descubrieron mediante microlentes. Este número debería aumentar a medida que varios programas de observación en tierra monitoreen rutinariamente campos estelares densos para buscar eventos de microlente. Cuando se descubre un nuevo evento, se emite una alerta a la comunidad científica en general para permitir observaciones de seguimiento. Los científicos están interesados en eventos que muestren evidencia de perturbaciones que podrían deberse a la presencia de un planeta, o que se predice que tienen una alta sensibilidad a dichas perturbaciones.

Según el estudio, publicado en arXiv, el evento de microlente OGLE-2017-BLG-0482 fue detectado el 8 de abril de 2017 por el Optical Gravitational Lensing Experiment (OGLE) utilizando el telescopio Varsovia de 1,3 metros en el Observatorio Las Campanas en Chile. El análisis posterior del evento llevado a cabo por un equipo internacional de astrónomos, incluidos científicos de la Colaboración OGLE, el grupo de Microlentes de Observación en Astrofísica (MOA) y la Colaboración de la Red del Telescopio de Microlentes de Corea (KMTNet), llevaron al descubrimiento de una anomalía que a ser una señal planetaria.

Según el estudio, el planeta recientemente descubierto, designado OGLE-2017-BLG-0482Lb, es aproximadamente nueve veces más masivo que la Tierra y orbita a su anfitriona a una distancia de alrededor de 1,8 UA. La estrella madre es una enana M tardía con una masa de aproximadamente 0,2 masas solares.

/psg