Los actos de conmemoración de los 200 años de la Batalla de Maipú, ciertamente se convirtieron en un momento de “Unidad Nacional”. El Templo Votivo de Maipú, tal como lo prometiera O´Higgins, reunió este 5 de abril, al Presidente de Chile, al representante de la Iglesia Católica, al Comandante en Jefe del Ejército y a la Alcaldesa de Maipú. Junto a ellos, una numerosa delegación argentina de altas autoridades civiles y militares que, en representación de su Jefe de Estado, acompañaron a miles de chilenos a celebrar el triunfo del Ejército de Los Andes.

 Dudo de que exista una ceremonia cívico militar más representativa de la Unidad Nacional, donde -con respeto, tolerancia y sin emblemas o consignas que nos dividen- el pueblo de Chile, le dice a América y el mundo ¡Esto es Patria, esto es ser chileno! La Unidad Nacional no se hace con desconfianzas, abstenciones y mezquindades, se hace con actitudes, con participación y con actos, tan claros como el que presidió, este 5 de abril, el Presidente de todos los chilenos.

 Christian Slater Escanilla. Coronel en retiro del Ejército de Chile. Magister en Inteligencia y Planificación Estratégica.

/gap

/gap