Tal como se había adelantado luego de varias jornadas de diálogo entre los senadores de Chile Vamos y el Gobierno, la Sala del Senado rechazó la reforma constitucional de la Cámara de Diputados que buscaba un segundo retiro del 10% de los fondos de ahorros previsionales.

El texto que fue impulsada principalmente por la diputada Pamela Jiles (PH) no alcanzó el quórum requerido de 3/5 (26 votos) ya que los senadores de oficialismo se alinearon con el Ejecutivo y no dieron su respaldo.

Los cinco legisladores de centroderecha que en un principio habían manifestado su apoyo, hoy se abstuvieron, por lo que la reforma alcanzó 23 votos, 11 en contra y ocho abstenciones.

Con esto, el proyecto pasará ahora a una comisión mixta integrada por diputados y senadores quienes deberán trabajar en paralelo a que se tramite en el Tribunal Constitucional el requerimiento presentado por el Gobierno con el que busca declarar inconstitucional el mecanismo con el que los parlamentarios buscaron permitir este segundo retiro.

Los argumentos

“No es justo que las personas tengan que utilizar sus propios recursos para paliar en parte esta crisis”, dijo el senador Manuel José Ossandón RN) quien era uno de los votos que se consideraban a favor, pero finalmente se abstuvo. Él agregó en su intervención “voy a votar por el proyecto que asegure el retiro y que sea en diciembre, pero no se puede seguir llegando tarde” y aseguró que “le hicimos un jaque mate al Gobierno (…). No nos dimos vuelta la chaqueta ni fuimos chuecos”.

En la misma línea se expresó otro de los “díscolos”, senador Juan Castro (RN). El parlamentario aseguró que el proyecto del Gobierno “se mejoró en el Senado”, por lo que “no hay otro camino para que las personas retiren su 10%”.

Asimismo confirmó su abstención el senador David Sandoval (UDI) quien indicó en su intervención previa a la votación que “si queremos que los chilenos tengan su 10% tenemos que ponernos en la realidad (…) el único que cumple ese propósito es el de la ley del Ejecutivo porque no tiene que pasar por el Tribunal Constitucional”.

Junto a ellos tres, los otros que habían anunciado su respaldo, pero hoy se abstuvieron fueron los UDI José Miguel Durana e Iván Moreira quienes ya lo habían declarado este miércoles cuando se inició el debate en la Sala. A todos ellos se sumaron otros tres senadores de Chile Vamos que prefirieron abstenerse en vez de rechazar: El presidente de RN, Rafael Prohens y los tres también militantes de esa tienda, Marcela Sabat y Francisco Chahuán.

El presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, defendió en tanto la constitucionalidad de la reforma, asegurando que “el Congreso ha tenido que reemplazar el liderazgo del Gobierno por el diagnóstico errado del Presidente ante la crisis”.

Mientras que su par del PPD, Ricardo Lagos Weber, insistió en que el “Gobierno llegó tarde”. “En el primer retiro, el Gobierno tuvo una actitud de brazos caídos, y ahora a la hora undécima, presenta un proyecto que busca parar éste y futuros retiros”, sostuvo.

Proyecto del Gobierno

Terminada la tramitación de la reforma, el Senado comenzará inmediatamente ahora a discutir el proyecto de ley presentado por el Gobierno que tiene el mismo objetivo aunque con diferencias.

El mensaje presidencial que está en primer trámite sería aprobado esta tarde y enviado a la Cámara de Diputados.

Las tres diferencias con la reforma constitucional es que el proyecto del Ejecutivo, según salió de las comisiones de Hacienda y Trabajo del Senado, no contempla un reintegro de los fondos, constituye impuesto a la renta y no permite que puedan acceder al dinero las altas autoridades.

Según se ha adelantado, se espera que durante la discusión se presente una indicación para modificar el tema de los impuestos y solo sean sometidos a ellos quienes reciben rentas superiores a $2,5 millones.

/psg