Después de leer esto, tener sexo con los calcetines puestos no será más un“matapasiones”, sino todo lo contrario, pues un estudio determinó que usar calcetines en plena acción puede aumentar la posibilidad de tener un orgasmo.

Investigadores de la Universidad de Groening en Países Bajos, descubrieron que cuando las parejas tenían sexo con calcetines puestos, el 80% alcanzaba al orgasmo, mientras que, al hacerlo sin ellos, solo 50% lograba alcanzar el clímax.

El secreto es mantener los pies calientes, pues las altas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se dilaten y la sangre “llegue” bien a todos los puntos del cuerpo, incluidas las zonas íntimas.

El descubrimiento se dio casi por casualidad. El doctor Gerts Holstege, investigaba lo que ocurría en el cerebro humano durante un orgasmo. Para ello, utilizó un escáner de emisión de positrones con el que examinó el cerebro de 13 mujeres y 11 hombres en tiempo real. Cada persona se colocaba bajo el escáner mientras su pareja la masturbaba y aunque no pudo encontrar “a ciencia cierta” lo que pasaba en la mente de cada persona, sí descubrió una marcada diferencia entre los que traían y los que no traían calcetines.

Además, la sensación de usar calcetines hace que el cerebro “apague” todas las señales de alerta y nos sintamos más seguras, relajadas y cómodas.

Pero, ¡aguas!, tampoco es lo más recomendable “echar pasión” con los calcetines que trajiste durante todo el día, pues además de que el olor será desagradable, las bacterias acumuladas pueden causar hongos a ti y a tu pareja.

/gap